Archivo de la etiqueta: recopilación

Todo Oscuro, Sin Estrellas (2010)

Todo oscuro, sin estrellas

De Stephen King

 Stephen King es conocido por escribir en grandes volúmenes (más de 600 páginas es un número habitual en sus novelas), pero resulta ser también un gran narrador de relatos y novelas cortas. Centrándonos en las novelas cortas, nos ha demostrado su talento narrativo en este campo en las colecciones Las cuatro estaciones (1982), Las cuatro después de la medianoche (1990) y Corazones en la Atlántida (1999). A esta colección se sumó en 2010 el libro objeto de reseña en esta ocasión: Todo oscuro, sin estrellas.

Imagen

Portada de la edición de bolsillo del libro “Todo oscuro, sin estrellas”. La ilustración de la portada es la misma, tanto en español, como en su versión original en inglés.

Como datos generales, diremos que se trata de la décima colección de historias cortas del maestro del terror, siendo la cuarta formada íntegramente por “novellas”. Es el libro número 59 de King. En formato de bolsillo, su extensión es de 448 páginas y su precio no es otro que 9,95 €.

Entre los títulos anteriormente citados, dos de ellos (Las cuatro estaciones, Corazones en la Atlántida) comparten un eje más dramático y realista, y las otras dos (Las cuatro después de la medianoche; Todo oscuro, sin estrellas) se centran en desvelarnos tramas de terror, misterio e intriga. El libro que nos ocupa contiene cuatro (o cinco, según qué edición tengas) novelas cortas que indagan en el extraño que hay dentro de cada persona, capaz de salir en el momento menos oportuno para hacernos la vida imposible. La ambición, la mentira, la venganza, la envidia y la obsesión son los temas centrales de estas historias oscuras.

La primera historia se titula 1922. Narra cómo un hombre llamado Wilfred James es capaz de matar a su propia mujer con tal de adueñarse de 80 hectáreas de campo. No sabe, sin embargo, que ese acto traerá las peores consecuencias a su familia y a su salud mental. Con evocaciones directas a Las ratas en las paredes de H.P Lovecraft, “1922” es una magnífica historia que nos muestra que el “extraño interior” de cada uno está lleno de la ambición más mezquina. Se trata de una narración excelente con muchas aptitudes para ser llevada a la gran pantalla con éxito.

Le sigue Camionero Grande. Esta historia tiene como protagonista a Tess, una novelista que es víctima de una violación en una carretera secundaria. Después de esto, se arma de valor y planea vengarse de su agresor. Buena historia, bien narrada pero sin embargo la menos atractiva de las historias que aparecen en el libro. Hay pasajes de este cuento que resultan pesados.

A continuación nos encontramos con Una Extensión Justa. Curiosamente, la más corta de las historias que conforman el libro. No se podría considerar ni siquiera una novela corta. Recoge la historia de un enfermo terminal que milagrosamente se cura gracias a un pacto demoníaco que afectará a sus más allegados. Un relato corto, divertido, ácido y plagado de envidia. Por lo tanto, un buen relato.

Y termina con Un Buen Matrimonio, que explora lo que lleva recogiendo todo el libro: no conocemos nunca lo suficiente a una persona. Y de eso sabe nuestra protagonista, Darcy (adoro los nombres raros de las chicas de King), que gracias a un descubrimiento casual descubrirá la personalidad oculta que hay bajo el hombre con el que lleva casada 25 años. Inquietante y magnífica historia, llena de intriga. En estos momentos está siendo adaptada al cine, con guión del propio Steve, por cierto.

Con este libro sucede algo que me saca de mis casillas. Meses después de la publicación del libro salió a la venta su edición paperback (lo que en español se conoce como edición rústica, o tapa blanda). Dicha edición contenía una historia nueva, que no está presente en ninguna otra edición. Para leerla, has de comprarte la paperback edition de Full Dark, No Stars. Es decir, estás pagando más dinero por prácticamente el mismo libro. Esas estrategias de márketing, incluso viniendo del maestro King, me parecen imperdonables. Aun así, conseguí la nueva historia para no perderme  nada.

Se titula Under the weather (algo así como “Se encuentra mal”) y es la quinta historia del libro, un aditivo “de regalo”.  Un publicista cuya mujer está enferma, lleva teniendo pesadillas varios días. No se imagina que el verdadero mal augurio reside en su propia mente y en su obsesión por la fragilidad de su esposa. Es un buen relato, mucho más corto que “Una Extensión Justa” y bien escrito. Pero es demasiado poca cosa para merecer comprar todo el libro otra vez.

Me  gustaría destacar, de las cinco historias, dos: 1922 y Un Buen Matrimonio. La primera y la penúltima resultan auténticas joyas del libro. Brillan con luz propia y sus temáticas son las más atractivas y jugosas. Lo cual no significa que las otras desmerezcan la pena, pues se trata también de literatura de calidad. El sello de King está presente en toda la narración, y estamos contentos por ello.

Quizás también le interese:

Carrie (1974)

La zona muerta (1979)

El ciclo del hombre lobo (1983)

Mientras Escribo (2000)

Todo es Eventual (2002)

Cell (2006)

“Área 81″ de Stephen King (2012)

Skeleton Crew I: La Niebla

Skeleton Crew II: La Expedición

Bachman Books: Rabia (1977)

Bachman Books: El fugitivo (1982)

Bachman Books: Blaze (2007)

Relato: “Reclusión Voluntaria”, de Joe Hill (2005)

Deja un comentario

Archivado bajo libros, Recomendaciones, Stephen King

Mi Top 20 de 2012

LISTA2012

Amiguitos, el 2012 se nos va (¡Por fin!) esta misma noche. Y como yo soy una de esas personas raras que adora hacer listas, tenerlo todas mis ideas bien organizadas y bien clasificadas… ¡He decidido hacer un Top 20 de 2012! Ya sé que no suena tan bien desde fuera, pero lo pienso hacer igualmente. Aquí va lo mejor de 2012, según mi criterio, haciendo una mezcla entre películas, series de televisión, canciones, y libros. ¡Ahí va!

20. ‘Some Nights’, Fun. “Some Nights” es toda una gozada, un grito de esperanza y un frenesí musical. La voz de Nate Ruess resulta poderosa y llena de matices. Divertida y maravillosa, pero lamentablemente no supera a “We Are Young”, del mismo grupo.

19. House, FOX. De acuerdo que la última no fue la mejor de sus temporadas, repleta de bajas y con algunas nuevas reincorporaciones. Pero tener por última vez una tanda de episodios del médico más ácido de la tele fue estupendo. Por cierto, soy de esos a los que el final les gustó bastante.

18. The Newsroom, HBO. Esta serie no deja indiferente. Aunque después de su genial episodio piloto la calidad baje, te ves capaz de ofrecerle cuantas segundas oportunidades quiera, porque lo merece. Al final claro que merece la pena.

17. El exótico Hotel Marigold. Una comedia para pasar el rato. La idea de viejecitos retirándose en la India mientras intentan comportarse como jóvenes es divertidilla. Me entretuvo bastante, y además, tiene un gran reparto.

16. La Capa, Joe Hill (cómic). Siempre lo he dicho: Joe Hill es un escritor bastante bueno tanto de relatos como de novelas, pero como guionista de cómic es magnífico. Para muestra, “La Capa”, basado en un relato suyo titulado de forma homónima. Una historia de anti-héroes, de celos, de inseguridades, de maldad, de evolución y de poderes inexplicables. Ya veis: no es un cómic de superhéroes, precisamente. La única pega que hay que ponerle es que resulta muy corto.

15. ‘Gangnam Style’, PSY.  El video más viral del 2012, más divertido y más bailable. Es injusto que lo más famoso del video sea el “paso de caballo”, cuando la letra es preciosa y contiene un mensaje bastante romántico.

14. La chispa de la vida. De la Iglesia dirige esta película con una historia dura, mordaz y plagada de críticas. Tiene un reparto bastante bueno y en ocasiones sorprendente (José Mota la protagoniza, y su personaje no es nada cómico). Sin duda una de esas películas que hace pensar. Me encantó.

13. Con el culo al aire, Antena 3. Apostando por el producto nacional, esto es actualmente la mejor sitcom en España. Es digna sucesora de “Aquí no hay quien viva” y ofrece novedad, desparpajo e incluso nos regala actuaciones magníficas. Imagínese usted: un puñado de personas castigadas por la crisis y por sus propias crisis personales deciden irse a vivir a un camping, donde tendrán lugar todos sus líos. Mención especial al tándem Paco Tous – Adam Jezierski, un dúo muy cómico y con mucha química; a María León, todo un descubrimiento de actriz, y al insuperable Raúl Arévalo.

12. Las ventajas de ser un marginado, Stephen Chbosky. Una historia adolescente que no es adolescente para nada. “Las ventajas….” pertenece ya al selecto grupo de libros que exploran el paso de la adolescencia a la madurez, con sus problemas típicos tratados de manera inusual. A su lado se encuentran “El guardián entre el centeno”, “El señor de las Moscas”, “Nada” de Jane Teller…Una conmovedora historia, dura, fuerte y con un final sorprendente. Una novela exquisita.

11. Black Mirror, Channel 4. La serie más transgresora del año. Tres historias demoledoras, que se encuentran en la fina línea que une la realidad, la ciencia ficción y lo imposible. “El Himno Nacional” es un episodio que pone al presidente en un apuro muy bochornoso, “15 Millones de Méritos” satiriza sobre los programas de entretenimiento en el futuro. Y “Tu historia completa” plantea la posibilidad de poder conservar tus recuerdos, tanto con lo bueno como con lo malo. Una especie de modernización de “The Twilight Zone”. Lo malo es que es una serie muy corta. ¡Malditos británicos!

10. Magia para lectores, Kelly Link. He aquí la mejor colección de relatos del año. Os encontraréis relatos mágicos, divertidos, oscuros, confusos, dulces, ácidos, irreverentes y tremendamente brillantes y originales. Pocas veces una antología de relatos consigue un resultado tan homogéneo. Todos los relatos son buenos, aunque haya algunos que gusten más que otros. Mención especial a “El Bolso de las Fadas”.

9. El abuelo que saltó por la ventana y se largó, Jonas Jonasson. Una de las mejores novelas que nos deja el 2012, sin duda. Imagínese usted a un hombre como Forrest Gump (en cuanto a vivencias) que ha cumplido cien años y aún le quedan fuerzas para vivir más aventuras. Pues así es Allan, el protagonista de esta novela, un señor que ha estado involucrado en mayor o menor medida en todos los acontecimientos importantes del siglo XX, y aun cuando cumple cien años, se embarca en una nueva aventura. En este libro hay mucha diversión, mucha emoción y un gran repaso a los grandes acontecimientos que cambiaron la historia, con ayuda de Allan. Una delicia.

8. Lo Que Más, Rubén Pozo.  Mi disco de rock favorito del 2012. Este chico nos aporta más fuera de Pereza que dentro de ese grupo. ¡Es que es un disco buenísimo! Desde la primera hasta la última pista, haciendo especial hincapié en Ozono. Estupendo trabajo que deja sin palabras para recomendarlo.

7. Los Vengadores. Josh Whedon nos ha regalado este año una gran cinta de superhéroes en la que se combina con maestría la acción y el humor (sobretodo en el personaje de Hulk, ¡grandísimo Ruffalo!). Los protagonistas de otros cómics (y películas) Marvel se unen para vengar al mundo. Los Vengadores tiene un gran despliegue de actores, entre los que destacan el antes mencionado Mark Ruffalo, Robert Downey Jr. en su papel de Iron Man, y a título más personal, Cobie Smulders como Maria Hill. ¡Gracias, Whedon, por llevar a Cobie a la pantalla grande y poder admirar su belleza desde otra perspectiva! Una película que cumple con las expectativas depositadas en ella sin ningún esfuerzo. Magnífica.

6. Espècies per catalogar, Els Amics de les Arts. Mi disco favorito del 2012. Lo he escuchado más de mil veces, y lo seguiré escuchando, porque es totalmente adictivo. Espècies per catalogar es un gran disco, que combina las melodías más divertidas con las más nostálgicas y duras, pero en el fondo son ellos, como siempre. ¡Bravo, Amics!

5. 22/11/63, Stephen King. La palma al mejor libro del año se lo lleva Steve King. Y no es que le tenga cariño o admiración; es  que “22/11/63” es una de sus mejores obras de todos los tiempos. Aquí acompañamos a Jake Epping, un hombre de 2011, en una misión muy importante: evitar la muerte del presidente Kennedy en el 1963. Lamentablemente, no sabe lo que se le viene encima.

Y no os engañéis, lo del viaje en el tiempo es quizás el detalle más insignificante de toda la obra. King nos traslada a la vida cotidiana de los 60 y nos enamora con sus personajes, nos envuelve con aquella música y la nostalgia se palpa en el ambiente. Quizás por eso es tan buena novela: es más cercana a “Las Cuatro Estaciones” que a “La Zona Muerta”, por ejemplo. Toda una obra de arte que demuestra que lo más importante no es la acción.

4. SHERLOCK, BBC One. Sabíamos que en Gran Bretaña suelen hacer buenas series, pero con Sherlock se han superado. Concretamente con la segunda temporada de Sherlock, que es lo que ha tocado ver este año. La nueva tanda de espisodios tratando las aventuras de un Holmes moderno nos ha volcado el corazón desde el primer episodio hasta el último. Benedict Cumberbatch parece haber nacido para interpretar a Sherlock Holmes, y no hay mejor Watson que Martin Freeman. Pero esta temporada ha habido secundarios de lujo, como la inteligente, manipuladora y sexy Irene Adler (Lara Pulver), y un magnífico Andrew Scott que interpreta a Moriarty, más divertido, psicótico y destructivo que su homónimo literario. La series finale de esta temporada es no apta para cardiacos, y dejará en ti una duda incapaz de borrar. Lo mejor de la TV de este año.

3. Skyfall, Adele. En mi opinión, la mejor canción del año. Es especial tanto si la relaciona con la última película de James Bond. La voz de Adele dota a esta canción de belleza y singularidad. La música es contundente, y la letra es magnífica. Es como ponerse un buen esmoquin, vamos.

2. El Caballero Oscuro: la leyenda renace. Este año ha finalizado la entrega de películas protagonizadas por Batman, dirigidas por Christopher Nolan. Y, de no ser porque “El Caballero Oscuro” dejó el listón muy alto, diría que esta última entrega es la mejor. Una historia de héroes vencidos, de decepción, de falsas apariencias, de destrucción, amor y mucho más. ¡Lo tiene todo! Además, un reparto como la copa de un pino. Y de no ser por El Joker, Bane sería el mejor malo.

1. 007: Skyfall. Lo mejor del 2012 es la última película de James Bond, dirigida por Sam Mendes. Y es que “Skyfall” se ha convertido en mi película favorita de la saga Bond de todos los tiempos. Para empezar, estamos frente a un Bond diferente: ya no es la máquina de matar de antes, es un personaje lleno de matices y demonios interiores que se remontan a su infancia. Eso dota de mayor llamativo a la historia, pues no es lo mismo. Segundo: ¡El villano! Javier Bardem se ha convertido, para mí, en el mejor villano Bond de la historia. Es una mente perversa, carismática, fría, con un confuso pasado y es como una telaraña en el centro de su red. Una actuación impecable por su parte, al igual que del resto del reparto. También contiene escenas de acción que aceleran el pulso a más no poder, una trama inteligente, incluyen a nuevos personajes relevantes, y, por último: es diferente a todo lo demás. Y eso hace a la película más atractiva si se puede.

Sinceramente, no sé si la siguiente entrega podrá igualar a Skyfall.

 

¡Y eso es todo, amiguitos! ¿Para vosotros, qué ha sido lo mejor del año?¿Compartís mi opinión?¿No la compartís? Todo esto y mucho más lo podéis poner abajo en los Comentarios.

¡Hasta el próximo post! ¡Y Feliz 2013!

Deja un comentario

Archivado bajo Recomendaciones, Todo y nada

Skeleton Crew II: La Expedición

La expedición

 de Stephen King

Hace poco reseñaba aquí “La Niebla”, una corta (pero muy buena) colección de relatos de terror de Stephen King. Aclaré que, lo que la editorial de King española había convertido en cuatro libros, en su versión original era sólo uno llamado “Skeleton Crew”. Recordad que la versión original alberga en su interior 22 relatos. La Expedición, que recoge otros cuentos de la misma colección, es el libro que reseñaré en esta ocasión.

Portada en la edición de bolsillo de la recopilación de relatos «La Expedición».

Los datos técnicos y generales son prácticamente los mismos de “La Niebla”, con ligeras variaciones. El libro consta con cuatro relatos, tiene una extensión de 220 páginas, formato de bolsillo, y su precio no llega a los siete euros. El relato que da inicio y título a la colección (véase, La Expedición) es una narración de corte futurista que nos muestra a una familia a punto de mudarse a Marte. Pero aquí no intervienen trajes espaciales, ni cuentas atrás, ni nada que pueda recordar a Arthur C. Clarke, o algún autor de ciencia ficción normal y corriente. En este relato se establece una forma menos ortodoxa de cambiarse de planeta, y por ello, mucho más avanzada en el futuro. Hablo de la teletransportación. El relato transcurre en los momentos previos a una teletransportación a Marte, en el que el padre de familia cuenta a modo de leyenda a sus hijos cómo fue que se descubrió realmente ese método de desplazarse, cuando experimentaron con ratas, y lo mal que salió aquello.

Sin duda un buen relato y un gran ejercicio imaginativo de nuestro King. Pero, a pesar de que sea este relato el que de título a la recopilación, no es lo mejor del libro. Ni de lejos es lo mejor del libro. Porque los relatos restantes, de diferentes temáticas y extensiones, unidos junto a este, son ya de por sí lo mejor del libro. En esta recopilación el lector no encontrará ni un sólo relato que se asemeje al otro. King obliga a su imaginación a trabajar el doble para conseguir cuatro historias que van más allá de lo conocido, llegando a convertirse en uno de las recopilaciones (en español, claro) favoritas de cualquier lector de King.

El relato que sucede a La Expedición, es único y, hasta ahora, inigualable. Se llama Superviviente y se mueve por el campo del terror psicológico. Nos muestra a un desdichado italoamericano que trafica con drogas, que por una tormenta, se ve solitario en una isla apartada, sin nada conocido a su alrededor, a no ser un lápiz, papel, y drogas. El superviviente nos va narrando sus peripecias en ese trozo de papel, y cómo pierde la noción del tiempo, y la locura y el hambre se va apoderando de él. El hambre es tan fuerte que acude a límites insospechados.

King consigue con Superviviente que el lector realmente se plantee hasta donde sería capaz de llegar en una situación así. Que, aunque se trate de ficción, las salidas que toma nuestro protagonista pueden llegar a ser reales. En este relato King disecciona la mente real, la verdadera naturaleza en carne viva de las personas en situaciones límites. Un relato de lectura obligada.

El relato que sigue se titula Abuela. King, una persona que sabe como tratar los temas de traumas infantiles (una muestra clara es It), nos hace recordar el miedo que teníamos todos de pequeños a nuestros propios familiares, con los que llorábamos. El protagonista de esta historia odia quedarse al cuidado de su abuela, pero decide ir a verla, y la nota tranquila. Demasiado tranquila…

Un relato que mantiene la tensión y el terror más humano, e infantil, del mundo. Un relato que no decae en ningún momento, todo lo contrario: cada página es mejor, llegando a un final que deja impactado.

El último y más extenso relato explora la locura. Se llama La balada del proyectil flexible , y nos muestra las cosas que puede a llegar a causar la fama. El lector puede sacar conclusiones sobre las que debatir luego de leer este relato. Podríamos tener una extensa charla sobre si la locura es lo que jode al famoso. Aunque trata el tema desde un punto de vista más fantástico (con duendes de por medio) por supuesto que se trata de una crítica al mundo loco de la fama.

El libro La expedición es el primero de los cuatro libros que Random House Mondadori España decidió editar a partir de Skeleton Crew, que realmente me agrada cómo fue organizado. Aquí se muestran relatos tan variados y geniales que hay que aplaudirlos.

Además, no sé si al lector aficionado a King le pasará lo mismo, pero yo aprecio en todos estos relatos un matiz en común: la soledad. La soledad que sufría King al momento de escribir los relatos. Hubo un momento en la vida de Stephen King en el que solía emborracharse y sentarse a escribir sólo, como aislado del mundo, y creo que estos relatos, de alguna manera u otra, exploran y plasman esa soledad. En algunos relatos se percibe más que en otros, pero mi visión es que están siempre presente, ese tema. Como un fantasma.

Kin no menciona nada respecto a eso en las geniales NOTAS que aparecen al final del libro, pero sí nos dice cómo fue que se le ocurrieron tan brillantes obras, cosa que, como sabéis, siempre es de agradecer. Es como si nos hiciera partícipes del proceso. Al igual que los músicos, que dicen: la gente merece escuchar esta canción aunque sea solo para ver recompensado tan duro trabajo de creación, el proceso. Esto es igual.

En resumen, La Expedición es una de las mejores recopilaciones de relatos de King, merece mucho la pena leer este libro, plagado de terror, de tramas atrayentes y géneros tan dispares, pero que a la vez es perfecto que estén todos juntos. Aquí se demuestra, una vez más, el talento tan grande de Stephen King de condensar las historias, comprimirlas, y hacerlas de lo más interesantes para el lector. Un lector que le estará agradecido enormemente por estas creaciones.

Quizás también le interese:

Skeleton Crew I: La Niebla

Deja un comentario

Archivado bajo libros, Stephen King